La pared

El color

Es conocida la gran relevancia que tienen los colores para determinar la apariencia de las habitaciones, así como la impresión de sus dimensiones, lo cual hace que tengamos que elegir entre colores o tonalidades claras u oscuras para hacer que una habitación se vea más grande o más pequeña.
Pero no es solamente el color a usar es lo que va a conseguir esto, sino que, además, hay que aplicar el criterio adecuado para que estos colores, de manera individual o colectiva, consigan los efectos deseados en los recintos de la casa.

potes-pintura Para ello, la correcta elección de las tonalidades claras u oscuras que se utilicen en el techo, los pisos y paredes van a generar las dimensiones que deseamos para los cuartos.

  • Partamos del hecho de que los colores fríos y los luminosos se pueden utilizar para crear un efecto de alejamiento, mientras que los cálidos y oscuros van a darle más cercanía. A partir de estos conceptos es que podemos tener habitaciones aparentemente más grandes o más pequeñas, según sea la necesidad de cada habitación o espacio de la casa.
  • Si tenemos una habitación pequeña, la mejor opción es aplicar en la pared contraria a la puerta de ingreso un color frío o luminoso, con lo cual vamos a conseguir que todo se vea más extenso, y si a esto le agregamos un color de piso claro, el resultado será mucho mejor.
  • Si tenemos un techo alto, lo mejor será aplicarle una tonalidad cálida u oscura para acercarlo visualmente más hacia el piso y conseguir, de esta manera, un lugar más confortable y acogedor. Pero si se trata de subir visualmente el techo, lo ideal será que lo pintemos en una tonalidad más clara que el de las paredes pero manteniendo el color base.
  • Para ampliar visualmente una habitación, nada mejor quepintar las paredes de un color claro, pero utilizando unatonalidad más clara aún del mismo color en el techo y hasta en el piso.
  • Para acortar un pasillo muy largo se pintan las paredes con colores claros y la del fondo con un color oscuro, mientras que si se desean ampliar se utilizarán colores claros en todas las paredes y colores oscuros en el techo y piso.
  • Por último, si tenemos una habitación bastante irregular en sus formas, lo mejor será utilizar un solo color en ella para otorgarle armonía en su aspecto general.

Duelas

Lo primero que pensamos es casi siempre en pintar las paredes de otro color, lo cual es ciertamente válido, pero también existen otras posibilidades que a lo mejor nos dan mejores resultados decorativos que una mano de pintura.
paredes
La colocación de paneles de madera para revestir las paredes tiene actualmente mucha acogida en varias partes del mundo, y ello ha servido incluso para que las propuestas decorativas con estos revestimientos se amplíen más.



 Papel Pintado

Para remodelar tu hogar, puede bastar cambiar el color de las paredes y darle un look impresionante. Los papeles pintados son una excelente opción.

El papel pintado procede de Oriente y llegó a Europa en el siglo XVII gracias al comercio que se mantenía con aquella parte del mundo. Su primer éxito se produjo con la Revolución industrial gracias al abaratamiento de su fabricación por la mecanización.

Los papeles han estado de moda en diversas épocas durante el siglo XX. A comienzos de siglo, proliferaban los motivos sencillos, habitualmente, florales. En los años 30 y 40 evolucionaron hacia dibujos geométricos. Finalmente, alcanzaron gran popularidad durante los años 60 y, sobre todo, 70 en que se distribuyeron en gran variedad de colores y diseños.

Si has seguido las tendencias

r_77109_raum

de la decoración y has optado por vestir tus paredes con papeles pintados, te habrás dado cuenta, que son muy delicados y que para conservarlos en buen estado se deben mantener con una correcta limpieza y reparando los posibles contratiempos (como roturas o manchas).

El polvo se acumula en las paredes. Aunque a simple vista no se note cuando están simplemente pintadas, por el contrario, sí se hace más visible en los papeles pintados. Retíralo periódicamente con la ayuda de un paño seco y completa la limpieza pasando otro humedecido ligeramente en agua. Si el papel tiene manchas, límpialas inmediatamente para evitar que se sequen, la desventaja del papel pintado es que no es fácil de limpiar, una vez manchado pocas veces tiene solución. No dejes de revisarlo continuamente.

Con el paso del tiempo, el calor, o la humedad, el papel puede comenzar a levantarse por los bordes,  soluciónalo cuanto antes pegándolo con una cola especial para papel pintado, aplícala con un pincel fino y elmina el exceso de pegamento con la ayuda de una esponja limpia y húmeda.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInTuentiPinterestRedditEvernotePrintEmail

Comentarios cerrados